Salud vs Crecimiento de la Iglesia: Relación y Orden Bíblico a Seguir

Primeramente quiero aclarar que el crecimiento de la iglesia no solo significa su expansión externa, como el aumento del número de sus miembros y la ampliación de sus construcciones, sino que la Iglesia crece cuando sus miembros van creciendo en la gracia de nuestro Salvador Jesuscristo. Cuando cada miembro de la iglesia establece la correcta actitud de fe en Dios, puede decirse que alcanzó su verdadero crecimiento ya que de nada sirve congregar personas solo para proyectar un número intangible.


Debemos tener en claro que después del auge del Internet, los servicios televisados y las campañas Evangelísticas (donde más del 90% de los asistentes son cristianos) muchos ministros y líderes religiosos se han concentrado más en el crecimiento de la Iglesia que en la Salud de la misma y este es un mal que hoy en día tenemos que erradicar.


Es importante notar que la meta de cualquier Concilio, Ministerio o Iglesia, no debe ser el crecimiento en número per se, sino la salud ya que el crecimiento debe ser el resultado de la salud. Este es el caso de nuestros hijos. Como padres primero nos preocupa la salud de nuestros hijos y el crecimiento viene como resultado de.


¿Esto quiere decir que una Iglesia pequeña es más saludable que una grande? Definitivamente No. Ya que existen personas grandes enfermas y pequeñas saludables y viceversa - Osea que el tamaño (grande o pequeño) no es el indicativo de la salud. Sino, su alimentación y ejercicio, en este caso espirituales. Pero no podemos obviar que la alimentación juega un papel fundamental en el crecimiento de cualquier ser u organismo vivo y creo que la mala nutrición y los dulces espirituales, están haciendo estragos en estos días.


Los que tienen un poco más de discernimiento saben que la audiencia y el tamaño del edificio no es una indicación de su calidad para hacer discípulos. Algunas iglesias estadounidenses han crecido al lado de ciertas doctrinas que son una distorsión de la verdad bíblica y no podemos sacrificar o comprometer la verdades bíblicas solo por acomodar a las personas.


Conozco Iglesias que son solo de eventos, donde tienen congresos casi semanal y otras que tienen los servicio como:

  • Lunes de de Fuego

  • Martes de Milagro

  • Miércoles de Avivamiento

  • Jueves de Sanidad

  • Viernes de Liberación

Y la lista continúa. ¿Es malo esto? No necesariamente, pero muchas veces esto se hace con el objetivo de llenar el lugar y que otros Cristianos de otras Iglesias puedan asistir con el objectivo de proyectar una Iglesia llena con miembros de otras Iglesias.


Cada congregación debe de tener un programa que se enfoque más en las necesidades internas. Ya que el enfoque de nuestros servicios no debe ser satisfacer nuestras necesidades psicológicas y emocionales, sino la adoración Espiritual a nuestro Señor Jesucristo.


Cuando se trata de crecimiento de Iglesia, muchas veces los pastores invierten tiempo y dinero en conferencias que le prometen un crecimiento exponencial en sus congregaciones, si ellos siguen una “serie de pasos”, o dándoles la formula correcta con sus “ingredientes” para que la Iglesia puede crecer - No obstante, lo que le funcionó al Pastor Jose en Santiago, muchas veces no le servirá al Pastor Ramirez en Madrid, ya que cada país es diferente y su cultura también. El que abre y cierra las puertas se llama Jesús.


En la palabra de Dios podemos encontrar los principios establecidos por el Eterno que nos ayudarán a vivir una vida plena y fructífera en todo sentido. Desde lo Espiritual, Económico y hasta sexual, la biblia contiene todo lo necesario.


Una de las más increíbles verdades que se encuentran en el Evangelio del Reino, se refiere a la forma en que el crecimiento se lleva a cabo. El Evangelio es un mensaje de crecimiento pero este crecimiento viene SOLO de parte DIOS. “Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios...” (1 Corintios 3:6). Y esto viene como resultado de predicar las buenas nuevas de salvación.


Sin embargo, este libro ha sido obviado y descuidado en el afán de encontrar soluciones rápidas para una necesidad (generación Microwave). Como dice el sabio: “Cuando no hay dirección del Señor, el pueblo se extravía; ¡dichosos los que cumplen la ley! el pueblo está siendo locura. Proverbios 29:18 (PDT).


Apóstol, Obispo, Pastor, Ministro, Usted no necesita un plan comercial para que crezca la Iglesia. Usted necesita un plan de ejercicio bíblico para promover su salud. Así mismo, usted debe preocuparse, no de los programas que producen mayor asistencia o finanzas, sino que los principios bíblicos a través de los cuales el Espíritu Santo trae Salud y Vitalidad al Cuerpo de Cristo.


Amados, en muchos casos los miembros están muriendo espiritualmente dentro de la congregación. Es tiempo de enfocarnos más en la salud que en la proyección de mega Iglesias. Es tiempo de reedificar los muros. Despiértate, tú que duermes, Y levántate de los muertos, Y te alumbrará Cristo (Efesios 5:14)


Este trabajo debe continuar hasta que estemos todos unidos en lo que creemos y conocemos acerca del Hijo de Dios. Nuestra meta es convertirnos en gente madura, vernos tal como Cristo y tener toda su perfección. Así no nos portaremos como niños, ni seremos como un barco a la deriva arrastrados por cualquier nueva enseñanza de quienes buscan engañarnos con sus trampas Por el contrario, maduraremos y seremos como Cristo en todo sentido, enseñando la verdad con amor. Cristo es la cabeza, y el cuerpo entero depende de él. Por medio de él, todas las partes del cuerpo están ligadas y se mantienen unidas. Cada parte cumple su función y así todo el cuerpo crece y se fortalece por el amor. Efesios 4:15-16 (PDT)


Gracia, Paz y Salud en Cristo Jesus quien es el Poder y la Sabiduría de Dios